Torrini tiene la intención de poner, en particular hacia el consumidor, los próximos requisitos:

  1. Observar todas las leyes, económicas y éticas, los comportamientos materiales e inmateriales, que marcan un producto que lleva una marca histórica de fábrica como sello de calidad absoluta.
  2. Suministrar, con eficiencia y cortesía, dentro de los límites de las previsiones contractuales, productos de alta calidad que satisfagan las expectativas razonables del cliente.
  3. Suministrar información precisa y exhaustiva sobre los proyectos y servicios para que el cliente pueda asumir decisiones conscientes.
  4. Para mantener la verdad en las comunicaciones publicitarias u otras comunicaciones.